Our Archive

Welcome to your Archive. This is your all post. Edit or delete them, then start writing!

Hola #smartahorradores,

Este blog existe para contaros todas las novedades de nuestra App, para enseñaros a manejar vuestras finanzas personales y para ayudaros a ahorrar gracias a nuestros consejos semanales. Sin embargo, existe una clara diferencia entre ser una persona ahorradora y ser una persona tacaña, pero… ¿qué es ser ahorrador y qué es ser tacaño?

Hasta ahora, tanto los economistas como los psicólogos han centrado más su atención en estudiar las conductas relacionadas con un consumo excesivo o compulsivo por parte del consumidor, en lugar de estudiar más en detalle las conductas contrarias. ¿Por qué?

En primer lugar, porque es más fácil identificar a un consumidor compulsivo frente a un ahorrador extremo: es muy fácil detectar cuándo alguien no para de comprar ropa nueva, coches nuevos, teléfonos nuevos… Es decir, el gasto se percibe por acción y el ahorro por omisión. Además, ser derrochador es un problema más común y peor visto. Trabajar y ahorrar siempre ha estado bien visto por parte de la sociedad, y es importante de cara a posibles imprevistos que podamos tener en nuestra economía.

Sin embargo, como decíamos antes, no es lo mismo ser ahorrador que tacaño. Una persona tacaña sufre cada vez que tiene que gastar dinero, y es capaz de pasar penurias a cambio de ahorrar unos míseros euros ya que hasta gastar en artículos de primera necesidad le supone un problema. Como consecuencia, deja de asistir a eventos de amigos como puede ser una cena por miedo a gastar sin motivo, es decir, no lo hace porque esté pasando algún tipo de apuro económico.

Es propio de una conducta ahorradora adecuada aquella que nos permite disfrutar de un buen estilo de vida ahorrando parte de nuestra renta disponible.

La principal diferencia sería que el ahorrador lo hace con un fin: prever el futuro, ahorrar para comprar una casa, comprar un coche o para hacer un viaje, mientras que el tacaño ahorra sin medida. Para él ahorrar es en sí la finalidad. Y con ello vive a un nivel por debajo del que podría permitirse.

El principal problema de ser avaro radica en la convivencia con la pareja. Si los problemas de convivencia ya son inevitables de por sí, cuando ambas personas no tienen la misma filosofía sobre el dinero y una de ellas presenta un comportamiento anormal, todo empeora. Es complicado convivir con alguien que no disfruta de la vida como lo hace la otra parte. Cuando tú eres una persona espléndida, a la que le gusta tener detalles con los demás, te gusta disfrutar de un momento con los amigos, de unas buenas vacaciones, y compartes tu vida con alguien que controla en demasía el dinero, surge el conflicto continuamente. Es necesario hablar de estas cuestiones antes de dar el siguiente paso con tu pareja para comprobar que ambos tenéis la misma filosofía de vida sobre el gasto y el ahorro. ¡Te ahorrarás muchos quebraderos de cabeza!

Si quieres ahorrar de verdad una parte de tus ingresos, utiliza Coinscrap y verás lo fácil que es ahorrar gastando. De esta forma seguirás disfrutando de tu vida y ahorrarás sin darte cuenta. ¿A qué esperas?

Read More

Hola #smartahorradores,

Hoy os traemos una nueva idea que sin duda os ayudará a ahorrar: ¡LA LISTA DE NO COMPRAR! Si te estás preguntando de qué se trata, es una lista donde debes anotar un servicio/producto del que vas a prescindir durante un tiempo, de este modo, aunque sigas sin cambiar el resto de tus rutinas de gasto, ahorrarás de forma inmediata.

ANALIZA TUS GASTOS

En primer lugar, debes analizar en qué se te suele ir el dinero todos los meses. Por supuesto, no todos los gastos tienen la misma prioridad y hay algunos que son inevitables (por ejemplo, pagar la hipoteca o el alquiler de tu vivienda).

Hay tres tipos de gastos:

Gastos Imprescindibles: Puedes intentar ahorrar en tus facturas pero no prescindir totalmente de los gastos de esta categoría. Aquí entrarían los consumos básicos, el alquiler, la hipoteca…

Gastos Deseables: no son una necesidad básica, pero proporcionan un alto grado de bienestar.

Gastos Prescindibles: gastos que realmente no nos aportan mucho, y que sin embargo afectan negativamente a nuestra capacidad de ahorro.

ELIGE DE QUÉ QUIERES PRESCINDIR Y DURANTE CUÁNTO TIEMPO

Después, elige entre tus gastos un producto o servicio del que puedes prescindir durante un tiempo. Por ejemplo: si tomas todos los días el café fuera de casa puedes establecerte como objetivo hacerlo sólo el fin de semana, o si tienes suficiente ropa en tu armario puedes proponerte no comprar más ropa durante dos meses. ¡Así de sencillo!

Además, cuantas más cosas añadas a tu lista de no comprar, mejor.

Por ejemplo, puedes proponerte no comprar comida basura, o no salir a comer o cenar fuera durante un tiempo, no comprarte un smartphone nuevo hasta que se te estropee el tuyo, no ir a la peluquería antes de que pase un mes y medio desde tu visita anterior, no pagar por suscripciones que no utilizas, no comprar más maquillaje…

Ahora que ya sabes qué puedes incluir en la lista de no comprar, ya sabes, redacta la tuya y no olvides compartirla con nosotros y con tus familiares y amigos, de esta forma tu compromiso será mayor.

¡Que tengáis un buen fin de semana #smartahorradores!

Read More

Hola #smartahorradores,

Hoy queremos hablaros de los diferentes niveles financieros que existen con el fin de que podáis identificar en qué nivel os encontráis y hacia cuál os queréis dirigir. De esta forma podréis formar mejor vuestra estrategia de ahorro y planificar el tiempo aproximado que os llevará subir de nivel. ¿Preparados para averiguar en cuál de los 5 niveles financieros estáis?

Nivel 1. Supervivencia financiera

Las personas que se encuentran este grupo viven al día. Su característica principal es que su única fuente de ingresos es su trabajo. Si pierden su trabajo o tienen algún imprevisto, no tienen dinero para hacer frente a esa situación, ya que no tienen ahorros. Las personas que se encuentran dentro de este grupo suelen recurrir a pedir anticipos en el trabajo, o hacen uso de su tarjeta de crédito endeudándose a menudo.

En este grupo también se encuentran personas con buenos ingresos, pero que no tienen una planificación financiera o, si la tienen, es a muy corto plazo (el mes actual y el siguiente). Además, suelen contar con deudas como la hipoteca o el préstamo del coche.

Vivir en este nivel financiero aumenta el nivel de ansiedad y de estrés de las personas que se encuentran en él, por tanto, es importante salir de él ya que no sólo afecta al bolsillo, sino también a la salud.

Si te encuentras en este nivel, para salir de él te aconsejamos que controles tus gastos e intentes buscar una fuente extra de ingresos (así podrás conseguir tener un colchón de ahorros que te proporcione tranquilidad). Si estás en este nivel debido a tus deudas, puedes intentar renegociar sus condiciones para vivir más desahogado.

Nivel 2. Estabilidad financiera

Este es el nivel mínimo al que toda persona debería aspirar y, según algunos asesores financieros, el punto donde se puede empezar a hablar de “riqueza financiera”. Las personas que se encuentran en este nivel ya cuentan con un cierto colchón de ahorro al que pueden recurrir ante cualquier imprevisto porque han conseguido ahorrar entre 3 y 6 meses de salario, aunque siguen dependiendo del trabajo para poder vivir. Las personas de este escalón poseen servicios contratados como seguros (médicos, de vida, de hogar…) que aportan tranquilidad.

En este punto se puede empezar a pensar en inversiones para subir al siguiente nivel. Para ello, es muy importante seguir controlando los gastos y comenzar a adquirir los primeros activos.

Nivel 3. Seguridad financiera

Las personas que se encuentran en este nivel se han dado cuenta de que la clave está en las inversiones, no sólo en el ahorro.

Si estás en este nivel empiezas a alcanzar una cierta libertad financiera, cuentas con algunos activos que te generan ingresos pasivos al margen de tu trabajo (el cobro de alquileres, de dividendos…). A pesar de ello, estos ingresos no son suficientes para poder dejar el empleo y vivir sin trabajar.

En este nivel es muy importante no caer en la zona de confort. El hecho de tener seguridad financiera puede hacer que te acomodes y no intentes subir al siguiente nivel: la ansiada libertad financiera.

Para subir de nivel financiero, en primer lugar, debes fijarte metas financieras. Para ello, visualiza tu vida en los próximos 20 años: ¿cómo será si sigues así?, ¿cómo sería si te sigues esforzando e inviertes para alcanzar el siguiente nivel? Fíjate metas accesibles y… ¡A por ellas! Eso sí, recuerda que deberías diversificar tus inversiones para no depender de una única inversión.

Nivel 4. Libertad financiera

Este nivel es la meta de la mayoría de autores de finanzas. En este nivel existe una libertad absoluta, ya que los ingresos pasivos son suficientes para tener un buen nivel de vida. Al alcanzar la libertad financiera, no es necesario trabajar ya que el coste de vivir es cubierto con los ingresos pasivos que se generan. Por tanto, si alguien trabaja habiendo alcanzado la libertad financiera, es por gusto o vocación.

Si estás en este nivel, puedes dedicar tu tiempo a hacer lo que realmente te gusta sin preocuparte por tener dinero para llegar a fin de mes. Eso sí, no hay que confundirse, si tu gasto mensual es de 1000€ al mes, la libertad financiera la alcanzas en el momento que tus inversiones te generan 1000€ al mes. Por tanto, se puede lograr la libertad financiera de una forma más fácil ajustando los gastos mensuales, si no es así, será necesario un patrimonio mayor para conseguirla.

Nivel 5. Abundancia financiera

Este nivel es el más alto de los 5, en él puedes hacer lo que realmente quieres en la vida sin ningún tipo de privación económica ya que tus ingresos pasivos superan con creces el dinero que necesitas para vivir cómodamente.

En este nivel puedes permitirte realizar inversiones más arriesgadas ya que el dinero que pones en riesgo no lo necesitas para vivir: puedes invertir en startups, en nuevos sectores…

En este nivel tu estrés disminuye de una forma muy notable ya que tienes más dinero del que necesitas para vivir y, al tener tanto tiempo libre, puedes hacer lo que más te guste. Tiene buena pinta, ¿verdad?

Ahora que ya conoces los 5 niveles financieros que existen, ¿en cuál te encuentras?, ¿a cuál pretendes llegar? En Coinscrap tenemos claro que como mínimo deberías llegar al nivel 3, así que ya sabes, crea el objetivo que más se ajuste a tus necesidades y ¡ahorra para llegar hasta donde te gustaría!

Read More

¡Hola #smartahorradores! En este artículo queremos hablaros de la carrera de la rata. Tal vez al escuchar este término te has sorprendido y no sepas de qué estamos hablando, sin embargo, la mayoría de población tiene como forma de vida “la carrera de la rata” sin ni siquiera ser consciente.

¿Qué es “la carrera de la rata”?

Robert Kiyosaki es un autor de libros de economía (entre los que se encuentra “Padre rico, padre pobre”) que mejor define qué es “la carrera de la rata”.

Una pareja joven pide un préstamo para casarse y una hipoteca para adquirir una casa propia, ambos préstamos hacen que la pareja tenga que trabajar más horas. Con el paso del tiempo forman una familia y tienen que ampliar su hipoteca para reformar su casa o comprar una más grande. Por cuestión de comodidad, deciden comprar un coche familiar pidiendo un nuevo préstamo para comprarlo. Como no todo en la vida va a ser trabajar, lo poco que ahorran lo destinan a darse sus caprichos: algún viaje, un smartphone de alta gama…

Sin darse cuenta esta pareja está corriendo la famosa carrera. De una forma simplificada, podríamos decir que “la carrera de la rata” describe la situación en la que los gastos de la gente tienden a crecer al mismo ritmo en que aumentan sus ingresos. Cuanto más ganan, más gastan. Por alguna razón, el dinero siempre es poco para quienes están corriendo esta carrera de la rata.

Y tú, ¿corres cada día la carrera de la rata o intentas ahorrar una parte de tus ingresos? Si todavía no ahorras una parte de tus ingresos, invierte unos minutos de tu tiempo en configurar tu ahorro y Coinscrap lo hará por ti cada día.

Read More

¡QUE COMIENCE EL RETO HOT!

Hola #smartahorradores,

Esta semana queremos proponeros un reto de ahorro de lo más sencillo y divertido. ¿Quieres ahorrar 1378€ este año? Pues sigue leyendo.

El reto de las 52 semanas consiste en ahorrar 1€ la primera semana, 2€ la segunda semana, 3€ la tercera semana, 4€ la cuarta… y así sucesivamente durante las 52 semanas que tiene un año. Sin embargo, éste no tiene porqué ser un reto que empieza el 1 de enero, tu año de reto habrá acabado el día que lo iniciaste, o puedes ahorrar hasta la semana 50 ya que sólo han pasado 2 semanas desde el comienzo del año. ¡Sigue siendo un gran ahorro!

El ahorro al final del año de ahorro quedaría así:

Otra variante de este reto, y la que más recomendamos para no abandonarlo antes de lograr tu objetivo, es ahorrar una cantidad aleatoria cada semana.

Imprime esta plantilla con las cantidades que te tocará ahorrar cada semana, recórtalas y mételas en un bote. Cada semana saca un papel aleatoriamente y realiza un AHORRO HOT en tu objetivo en Coinscrap. De esta forma no tendrás que hacer un esfuerzo tan grande durante las últimas semanas del reto y el ahorro será más equilibrado mes a mes. Eso sí, recuerda no volver a meter en el bote la cantidad para que no salga la misma dos veces.

Desde Coinscrap os recomendamos hacer este reto con algún amigo o familiar y que cada uno saque una cantidad aleatoria, de esta forma os motivaréis y será más llevadero para ambos.

Ahora ya sabes, créate un objetivo en Coinscrap y llámalo RETO HOT para que sepamos que lo estáis haciendo con nosotros. Gracias a este reto, podrás ahorrar para esas metas que te llevan un poco más de esfuerzo: cambiar los electrodomésticos, hacer algún viaje más especial… O simplemente es un método genial para ahorrar más durante un año.

Si ya tienes un objetivo creado, puedes hacer el AHORRO HOT dentro del objetivo que tienes creado o iniciar uno nuevo, en ambos casos tus ahorros subirán como la espuma 😉

Ya sabes, créate un objetivo y ¡que empiece el juego!

    

Read More

Una de las preguntas que recibo a menudo como economista por parte de nuestros lectores es: “¿Qué debo hacer primero, pagar mi deuda o ahorrar para emergencias?

Ambos son buenos objetivos, pero ¿cuál es mejor de los dos? Decidir es complicado cuando se trata de objetivos financieros tan importantes.

Hoy solucionaremos esta duda y os daremos nuestros consejos acerca de dónde deberías meter primero tu dinero cada mes:

Lo primero que debes atender son tus necesidades básicas.

Antes de que podamos hablar de ahorrar para crearte tu fondo de emergencias o para romper su deuda en mil pedazos, están tus necesidades básicas:

Obligaciones inmediatas: Tienes que cubrir en primer lugar tus obligaciones inmediatas. Éstos son gastos que: están garantizados que sucedan, y se repitan todos los meses, religiosamente.

Por lo general, son gastos relacionados con la supervivencia, como los gastos en el supermercado, en servicios públicos y en el alquiler. Las obligaciones inmediatas también incluyen tus pagos mínimos de la deuda, como la hipoteca mensual de tu vivienda.

Una vez que tienes las obligaciones inmediatas cubiertas:

Gastos verdaderos: Los verdaderos gastos son las compras que sabes que vienen, pero no necesariamente sabes cuándo.

Los gastos verdaderos incluyen algunos como: el mantenimiento de tu vehículo (cambio de aceite y neumáticos), ir a la peluquería o las compras de Navidad. Debes asegurarte de guardar un poco de dinero cada mes para estar listo cuando surjan estos costes.

Es fácil ver por qué pagar nuestras facturas mensuales es la principal prioridad. Necesitas un techo bajo el que vivir y comida para mantenerte con vida. Pero, ¿qué hay del resto de gastos? Es más difícil gastar dinero en el mantenimiento de tu vehículo cuando tu automóvil parece estar bien, ¡especialmente cuando estás luchando contra tus deudas!

La cuestión es que, si no gastas en el mantenimiento de tu vehículo ahora, como consecuencia podrían generarse nuevas deudas en un futuro. Algo que podría suceder es que, si has estado gastando todo tu dinero en cancelar lo más rápido posible tu deuda, y tu coche tiene una avería, podrías verte obligado a usar tu tarjeta de crédito otra vez. ¡Y no queremos eso!

Entonces, ¿Cuándo empezar a reducir tu deuda y crearte un fondo de emergencia?

Si lo piensas, tu fondo de emergencia es sólo otro gasto real, excepto que no sabes para qué sirve. Tal vez a la batería de tu coche le queden dos telediarios y tú no lo sepas. O  tal vez  incluyan un nuevo peaje en tu camino de casa al trabajo y no te lo esperes. O puede que alguna de tus mascotas necesite ir al veterinario, y el veterinario no es económico.

¡Tu fondo de emergencia debería ser lo primero!

Es muy recomendable tener un fondo de emergencia para cubrir cualquier imprevisto, aunque tampoco es necesario que sea demasiado grande si, además, tienes deudas. Al igual que otros gastos reales, sólo elige una cantidad que te parezca razonable en función a tus ingresos y comienza a presupuestar emergencias todos los meses.

Entonces, si está prestando atención, haz un presupuesto en este orden:

1º) Obligaciones inmediatas (como alquiler o pagos mínimos de la deuda).

2º) Gastos verdaderos (como reparaciones de automóviles o regalos).

3º) Fondo de emergencia: la cantidad de dinero para esta categoría dependerá de la situación personal de cada uno.

4º) Pagos de la deuda: El resto de dinero que te quede tras pagar las tres categorías anteriores debería ir directo a amortizar tus deudas lo antes posible.

La mayor ventaja de este enfoque es que, debido a que estás presupuestando tus verdaderos gastos, estarás mucho mejor preparado, y no tendrás tantas emergencias financieras. De esta forma reducirás tu nivel de estrés con respecto al dinero.

Aún así, no quieres ahogarte en pagos de intereses, ¿verdad? Por lo tanto, tu mejor opción tener un fondo de emergencia pequeño pero suficiente, y luego, liquida tus deudas cuanto antes. Una buena forma de crearte un fondo de emergencia es ahorrar de forma sistemática con coinScrap, ¡Tendrás un buen pellizco para cuando lo necesites sin apenas enterarte!

Read More

¿Sueñas con tu gran boda o tienes pesadillas pensando en el dinero que cuesta organizarla?

En los últimos tiempos han aumentado nuevamente los créditos para ir de vacaciones y casarse, que habían bajado notablemente con la crisis económica que comenzó en 2008.

Desde coinScrap os damos varios consejos para que controles tu presupuesto y logréis celebrar un día tan especial sin endeudaros:

 

Haz tu boda en temporada baja.

Normalmente la mayoría de bodas se celebran en los meses de  primavera-verano, por tanto, en esta época tu presupuesto se disparará. Si te casas en temporada baja ahorrarás una cantidad importante de dinero, tanto en el banquete como en la luna de miel. Además, las bodas en invierno son preciosas, sólo debes asegurarte de tener un lugar interior bonito, ¡y a disfrutar!

 

Cíñete a tu presupuesto.

Una buena forma de hacerlo es invitando sólo a las personas que realmente quieres que estén ahí. Tus amigos y familiares más cercanos no deben faltar en tu lista de bodas, pero… La prima de tu abuela, ¿es necesaria?

 

Maquíllate tú misma.

Si siempre te maquillas tú, ¿por qué no hacerlo en tu día especial? Y si no es tu fuerte, seguro que tienes alguna amiga o familiar entre los invitados a la que le gusta el maquillaje, y seguro que estará encantada de ayudarte.

 

Haz tú mismo las invitaciones de la boda.

Hoy en día en internet hay miles de diseños e ideas, puedes buscar en Google, Pinteres, Instagram, Tumblr… Y, comprando un papel bonito, podrás imprimirlas tú mismo sin perder calidad. Si quieres ahorrar más todavía, puedes enviar las invitaciones de forma digital, ¡no gastarás nada!

 

Recuerdos y decoración DIY.

Al igual que con las invitaciones, puedes hacer tú mismo un detalle para los invitados de forma manual y personalizada. Y, nuevamente, en internet podrás encontrar mil opciones baratas y originales: jabones caseros, velas… Haz lo mismo con la decoración, y recuerda que si quieres usar flores para ello, las de temporada serán más económicas e igual de bonitas.

 

Animar la boda.

Sabemos que un cuarteto de cuerda es una opción bonita, pero si quieres ahorrarte un dinero, puedes contratar un DJ o crear tú mismo una lista de música para los aperitivos y para el baile. De esta manera sabrás sí o sí que está a tu gusto.

 

El catering.

Sin duda es uno de los mayores gastos de una boda, pero las tendencias cambian y puedes organizarlo en forma de buffet libre. Lo importante es que la comida esté sabrosa y colocada de forma que al verla resulte atractiva. Una mesa de quesos, otra mesa dulce… Y lo mismo sucede con la barra libre, puedes tener una mesa donde los invitados puedan servirse ellos mismos sus copas.

 

Usa joyas familiares.

 

El coche.

Otro gasto en el que se puede ahorrar fácilmente. ¿Por qué no usar vuestro propio coche en el que tantos momentos habéis pasado juntos? Con un poco de decoración exterior quedará fantástico. O también puedes pedir prestado el de algún invitado que te guste mucho, ¡Seguro que no te pondrá ninguna pega!

 

El vestido de novia o traje de novio.

Puedes optar por alquilarlo ya que es para un solo día o comprarlo en rebajas, y si te gusta el de un diseñador, puedes copiarlo con tu modista de confianza. Te ahorrarás un buen dinero.

 

El fotógrafo.

Contrata a uno de confianza que sea económico o incluso, si tienes algún amigo aficionado a la fotografía con una buena cámara, que se encargue él mismo de capturar los momentos más importantes de la boda. ¡Sería un fantástico regalo de boda!

 

Las alianzas.

Hoy en día están de moda otros materiales distintos del clásico oro, o tal vez tengas joyas antiguas que nunca usas (como la típica gargantilla con la Virgen María) que puedes fundir para crear tus anillos ahorrándote el material.

 

Esperamos que nuestras ideas os sean útiles para poder pasar el día más feliz de vuestra vida sin gastar más de la cuenta. Una vez terminada la boda, lo normal es que parte del dinero invertido lo recuperéis gracias a los regalos de los invitados.

Con coinScrap podéis ahorrar de una forma sencilla a corto plazo para que, llegado el momento, tengáis un colchón para los gastos que requiere vuestra celebración de ensueño. ¡Ahorra con coinScrap para tu gran día!

Read More

Con la llegada del verano y el buen tiempo nuestros gastos tienden a multiplicarse. Un mayor tiempo libre y una mayor cantidad de planes sociales son los principales culpables de este gasto extra.

Te mostramos algunos trucos que te harán ahorrar:

Baja las persianas y cierra las cortinas para evitar que tu vivienda se sobrecaliente en las horas de más calor.

Usa moderadamente el aire acondicionado. Cada grado que bajes el aire aumenta el consumo un 7%. Con una temperatura de 24 grados será suficiente. Además, debes tener cuidado de tener los filtros limpios para disminuir el gasto. Si utilizas un ventilador de techo disminuirás el consumo y lograrás bajar la temperatura entre 3 y 5 grados.

No uses la secadora. Aprovecha para prolongar la vida de tu ropa gracias al buen tiempo.

Seca el pelo al aire libre, así te mantendrás fresco mientras ahorras.

Ahorra en tu cesta de la compra:

Cocina productos de temporada ya que son más económicos y refrescantes.

Hay numerosas opciones. Algunos ejemplos son:

Verduras como el calabacín, la calabaza, el pepino, el pimiento, el tomate…

Frutas como la sandía, el melón, la frambuesa, el mango, el aguacate…

Y pescados azules como el jurel y la sardina, además del rape, la merluza y el bacalao.

Ahorra energía comiendo platos fríos como ensaladas y haciendo barbacoas al aire libre.

Haz una lista de la compra, cíñete a ella y no vayas al supermercado con hambre para evitar gastos impulsivos e innecesarios.

Ahorra energía comiendo platos fríos como ensaladas y haciendo barbacoas al aire libre. Es una forma sana y económica de cocinar.

Haz deporte al aire libre y ahórrate la tarifa mensual en el gimnasio, te pondrás moreno además de sano y fuerte.

Haz planes de ocio gratuito.

Es el momento de disfrutar de la playa, de paseos y picnics en la naturaleza, es una buena forma de pasar tiempo con tu familia, tus amigos y con tu mascota.

Descansa, lee un libro o tus blogs favoritos, o planea mirar una maratón de películas o series con tu pareja.

También puedes aprovechar el tiempo libre para formarte, hay numerosos cursos gratuitos que puedes hacer de forma online. ¡Hay tiempo para todo!

¿Y qué pasa con el gasto extra que supone pagarte unas vacaciones para salir de la rutina?

Di no al endeudamiento. Para ello planifícalas con antelación y compara precios en distintas webs y agencias tanto para vuelos como para hoteles.

Gracias a Coinscrap puedes ahorrar mes a mes sin darte cuenta a lo largo del año para no tener que realizar un gran desembolso repentino en verano para, por ejemplo, esas ansiadas vacaciones con las que sueñas. Fíjate un objetivo y, ¡Cúmplelo con Coinscrap!

Read More

Las rebajas son esa época del año en la que gastamos más de lo que debemos, el 89% de los españoles comprará en rebajas algo que no necesita. El gasto medio en rebajas es de 150€, pero muy pocos hacen ese gasto de forma consciente y pensando sólo en lo que necesitan o en lo que les hace falta, la mayoría compran por impulso al ver los productos tan rebajados.

Además es muy fácil caer en las trampas que las tiendas nos ponen para que compremos más de lo que necesitamos, hoy os queremos dejar las trampas más comunes que tienen las tiendas y los trucos para evitarlas y ahorrar en rebajas. Por último, pero no menos importante te mostraremos los derechos que tienes como consumidor en esta época del año.

  • Trampas de las tiendas.

La más recurrida son los grandes descuentos que anuncian y que luego nunca ves en tienda, ese letrero con rebajas  del 80% que luego se aplican a uno o dos productos y los demás tienen una rebaja del 10% o del 20%, pero ya han conseguido lo que querían estás dentro de la tienda.

No rebajar los artículos nuevos y colocarlos con las rebajas, estas prendas suelen ser de mejor calidad y estar mejor “posicionadas” y ambientadas por lo que llaman más la atención y siempre terminas cogiendo algún artículo de nueva temporada con el que no contabas. La nueva temporada está colocada estratégicamente al lado del producto estrella de las rebajas y será un sustituto caro de este, es decir, las tallas más demandadas del producto estrella rebajado se agotarán primero y como el producto de temporada es similar automáticamente pensaremos en comprar el de temporada. Últimamente también nos encontramos la ropa que ha sido fabricada única y exclusivamente para las rebajas.

Otra trampa es colocar la ropa que quieren vender a la altura de los ojos, es decir, nos fijamos antes en los productos que están a mano y según algunos estudios tendemos a comprar lo que primero vemos.

La famosa trampa del 9, todos los productos que vemos en este tipo de tiendas terminan siempre en X,99€, confundiendo así al consumidor y si un producto cuesta 9,99€ el cliente en su mente procesará el 9 olvidándose del 0,99 y creando así la ilusión de que la prenda cuesta 9 euros y no 10. Además acompañar con una etiqueta roja crea la ilusión de que la rebaja es mayor y de urgencia.

  • Trucos para ahorrar en rebajas.

Haz siempre una lista con lo que necesitas comprar y si quieres con algún pequeño capricho. Las rebajas son un buen momento para ahorrar pero sólo si compramos algo que necesitamos, si no estás malgastando. Aprovecha para comprar cosas que te hacen falta a un precio menor del habitual, piensa en tus necesidades frente a tus deseos y ahorrarás muchas compras innecesarias. A veces algo que parece una buena oportunidad por su precio no lo es si no lo vamos a usar nunca.

Haz un presupuesto y utiliza el método del sobre, es decir, guarda el dinero que te quieres gastar en rebajas en un sobre y cuando se termine no puedes gastar más. Ponte un presupuesto y no lo sobrepases, evita a toda costa las tarjetas de crédito porque te harán compras más de lo que en verdad necesitas porque no tienes un control exacto de tu dinero, como ya hemos dicho, recurre al método del sobre y te ahorrarás gastos extra.

Y por supuesto, ve a las tiendas fuera de hora punta y evitarás comprar cosas por miedo a que te las quiten, a veces queremos pensarnos mejor si llevarnos o no esa camisa que nos gusta pero no nos convence de todo, pero si alguien más la está mirando automáticamente nos la llevamos por miedo a quedarnos sin ella.

  • Derechos que tienes como consumidor.

Por último, vamos a hablar de los derechos que tienes como consumidor a la hora de comprar en rebajas. La política de la tienda debe ser exactamente la misma que durante el resto del año. Empezando por la devolución del dinero, si el resto del año te devuelven el dinero y tienes 1 mes de prueba en rebajas debe ser exactamente lo mismo. De todo modos, algunas tiendas cambian sus políticas y es mejor revisarlas para evitar sustos.

La ley de comercio minorista establece que una tienda solo puede anunciar “rebajas” cuando al menos la mitad de sus artículos están rebajados y cuando estos hayan estado ofertados antes, la venta de saldos, liquidaciones o promociones no se consideran rebajas.

Todos los artículos a la venta tienen que haber estado en tienda a su precio normal, no hace falta que haya sido recientemente, se pueden sacar a la venta productos de temporadas pasadas que no se han vendido. Los descuentos de las prendas siempre quedan en manos del anunciante, es decir, si el descuento es solamente de 0,05 céntimos es perfectamente válido. Pero siempre es obligatorio poner el precio antiguo y el rebajado.

Las rebajas siempre tienen que ser anunciadas y poner su fecha de inicio y de fin y este debe estar visible desde el exterior de la tienda incluso cuando esta esté cerrada. Como ya hemos dicho los derechos del cliente son los mismos durante época de rebajas que durante el resto del año, si la tienda acepta pagos con tarjeta en rebajas debe aplicar la misma política. Siempre debe existir una hoja de reclamaciones.

Si compramos online es importante guardar todos los datos y correos que nos envíen por si existiera alguna incidencia y hubiese que reclamar. En estas compras se tienen los mismos derechos que en las tiendas físicas por lo que podremos reclamar cuestiones como la garantía del producto igualmente que en las tiendas.

Los pagos online han aumentado y casi el 80% de los españoles han hecho alguna compra online en su vida, a pesar de esto el pago en efectivo sigue siendo el modo más seguro, es importante revisar los extractos de nuestra tarjeta de vez en cuando para no llevarnos sustos por cargos inesperados. Es importante no introducir contraseñas ni datos a través de redes wifi públicas y verificar que se trata de un sitio seguro. Al aumentar las compras online también lo hacen los robos y no nos gustaría llevarnos una sorpresa en este ámbito.

Ahora que ya sabes todas las trampas, trucos y derechos que tienes a la hora de comprar en rebajas cuéntanos, ¿cuánto tienes pensado gastarte este año en las rebajas? ¿Tienes un presupuesto y un plan?

Read More

En España nos independizamos tarde; muchos jóvenes no dejan la casa de sus padres hasta rondar los 30 años, y llegados a este momento comienzan a aparecer los miedos que tienen que ver con el dinero. ¿Debería tener algo ahorrado? ¿Es buena idea invertir mi dinero? Estas y otras dudas se pasan por la mente de las personas jóvenes que se ven por primera vez con decisión y responsabilidad real para con sus ahorros. Por eso y para todas esas personas aquí van 6 consejos sobre que hacer con tu dinero llegados a los 30.

 

1- Crea el hábito de ahorrar y automatiza este proceso

Esto que puede parecer una perogrullada es más complicado de lo que puede parecer a simple vista para según que personas. Ahorrar requiere constancia y disciplina, pero los resultados saltan a simple vista. El problema es que la mayoría se quedan en el ahorro sin más y es ahora que tienes dinero cuando hay que buscar un objetivo para esos ahorros como empezar a sacarles rentabilidad.  Automatizar el ahorro puede facilitarnos mucho el proceso y aquí dejamos unos consejos de cómo hacerlo, pagándote a ti mismo.

 

2- Ten un fondo de emergencia

Esto es importante para ir sobre seguro sobre todo en los primeros pasos para los recién independizados. Tener un colchón financiero basado en tus propios ahorros puede ayudar a comenzar con seguridad y estar cubierto en caso de imprevistos. Los expertos recomiendan tener ahorrado aproximadamente para cubrir los gastos de 6 meses de vida.

 

3- Es hora de plantearse invertir

Como dijimos antes, tener dinero ahorrado es un primer paso, pero si realmente quieres sacar rentabilidad a tus esfuerzos debes plantearte invertir. Puede sonar arriesgado, pero no todas las inversiones pertenecen al arriesgado mundo del trading y de los movimientos bursátiles. Teniendo en cuenta el balance del riesgo y la rentabilidad, puedes encontrar un producto financiero que se adapte a tus necesidades a medio y a largo plazo.

 

4- Ojo con los gastos hormiga

Llamamos así a los pequeños gastos que tienes en tu día a día y a los que no damos apenas importancia pero que pueden tener un efecto negativo en tu cartera. Desde cafés,  a comer con amigos o pareja van sumando pequeñas cifras a nuestros gastos mensuales equiparables a un mes de gasolina o a lo largo de un año incluso a unas vacaciones. Para evitar gastar demasiado en estas pequeñas cosas es importante que aprendas a controlar el presupuesto del que dispones y saber diferenciar entre los pequeños lujos y las necesidades reales. Un buen comienzo sería limitar a un número fijo estos caprichos semanales.

 

5-Evita vivir por encima de tus posibilidades

Nos rodea ladea del éxito. Tanto en las personas que admitamos (deportistas, empresarios de éxito…) como en nuestra propia familia. Esto puede sonar raro pero es cierto que en muchas ocasiones nuestros propios padres tienen un nivel de vida al que nosotros aspiramos. Lo normal al empezar tu nueva vida es que no dispongas de una gran solvencia económica por o que es indispensable gastar teniendo en cuenta tus posibilidades. Ese coche deportivo o ese reloj de lujo o incluso esa televisión o smartphone son deseables pero pueden esperar a que tengas mayores ingresos. Hasta ese momento, se realista con tus gastos.

 

6- Dedica recursos a tu formación

Antes os hablamos de invertir, y ¿qué mejor que hacerlo en uno mismo?. Llegados a los 30 podemos pensar que ya hemos estudiado lo suficiente y ahora que tenemos un trabajo con un buen sueldo esa es una etapa de nuestra vida queda concluido. Nada más lejos de la realidad. Para empezar la relación entre una mayor preparación y un mayor salario podría resultar evidente por lo que un curso a mayores puede suponer directamente una promoción con la consecuente mejora para tu economía. Además ¡el saber no ocupa lugar!

 

BONUS TRACK Tener un hijo no debe significar dejar de ahorrar

Ahora que ya tienes tus ahorros y tu vida  relativamente encaminada, puede ser un buen momento para plantearte tener hijos. Según Eurostat la edad media de las españolas para tener hijos es de 30,4 años. En ocasiones el control del presupuesto puede verse totalmente alterado por la llegada de un bebé a la casa. Es un momento importante y que requiere revisar el manejo que hacemos de nuestra economía. Un error muy común es dejar aparcado el ahorro en vista de los gastos que se avecinan; no obstante es recomendable no perder este hábito pues se presentan nuevos gastos como los escolares.

 

Hasta aquí nuestros consejos de qué hacer con tu dinero cuando llegas a los 30. En resumen, comienza con pequeños gestos, automatiza tus ahorros y sácale rentabilidad. Ojo con los gastos excesivos y ánimo ¡esperamos haber sido de ayuda!

Read More