Our Archive

Welcome to your Archive. This is your all post. Edit or delete them, then start writing!

Hola #smartahorradores,

Hoy os traemos algunos consejos para viajar con niños, ya que estamos en plena temporada alta y sois muchos los que haréis dentro de poco un viaje con vuestro hijo. Estos consejos serán especialmente útiles si es el primer viaje que haces en familia. ¡Toma nota!

1. Explícale cómo será el viaje

Si tu hijo ya no es un bebé, te recomendamos que le expliques con anticipación cómo será el viaje. Volar por primera vez en avión es una experiencia excitante para ellos y, si son un poco miedosos, saber el porqué de las cosas podría ayudarte a tranquilizarlos. Además, les harás más amena la espera en las colas del aeropuerto.

2. Vete con tiempo de sobra

Si estás acostumbrado/a a llegar con el tiempo justo al aeropuerto con tu maleta de mano, ni se te ocurra hacer esto con tus hijos. Imagínate que tienen ganas de ir al baño cuando estás llegando por los pelos… Mejor sé previsor y llega con anticipación.

3. Haz un trayecto corto

Si no sabes cómo es la experiencia de viajar con tu hijo, te recomiendo que vuestro primer viaje sea un trayecto corto ya sea en avión o en coche. De esta forma sabrás qué es lo que peor lleva tu hijo para próximas ocasiones. Es mejor que primero realices un vuelo a otra ciudad de tu país antes de viajar en un vuelo de larga distancia, por ejemplo.

4. Infórmate bien de tu destino

¿Necesitarás llevar medicamentos adicionales?, ¿Tendréis que poneros alguna vacuna? Es mejor que estés preparado y realices las gestiones con tiempo en lugar de hacer todo a última hora.

5. No le quites el ojo de encima

Recuerda que no vais a estar en vuestro pueblo o en vuestro barrio, por lo que, si tu hijo es un poco inquieto, podrías perderlo de vista en cualquier momento. Extrema tu atención si estás en lugares muy concurridos o en destinos más inseguros. Además, no olvides marcarlo de alguna forma: escríbele tu teléfono en una pulsera, en un colgante o en un brazo, ¡por si acaso! Otra opción es ponerle una pulsera GPS, así lo tendrás localizado en todo momento para tu mayor tranquilidad.

6. Sé práctico

A la hora de reservar un alojamiento, piensa en lo más práctico para tu familia. Si tu hijo tiene necesidades alimenticias especiales quizás sea mejor que os alojéis en un aparthotel o apartamento, y también os saldrá más barata su reserva, aunque no tendrás todas las comodidades de un hotel.

En cualquier caso, asegúrate de que tiene un buen acceso, una buena ubicación, ascensor, aparcamiento cerca… Especialmente si vas cargado de aquí para allá.

7. ¡Disfruta!

Sobre todas las cosas, recuerda que estáis viajando por ocio y el objetivo es pasarlo bien. No establezcas horarios estrictos y simplemente deja que todo fluya, verás como tendréis momentos inolvidables y fotos geniales para recordar todo más adelante.

Read More

Hola #smartahorradores,

Hoy os traemos una nueva idea que sin duda os ayudará a ahorrar: ¡LA LISTA DE NO COMPRAR! Si te estás preguntando de qué se trata, es una lista donde debes anotar un servicio/producto del que vas a prescindir durante un tiempo, de este modo, aunque sigas sin cambiar el resto de tus rutinas de gasto, ahorrarás de forma inmediata.

ANALIZA TUS GASTOS

En primer lugar, debes analizar en qué se te suele ir el dinero todos los meses. Por supuesto, no todos los gastos tienen la misma prioridad y hay algunos que son inevitables (por ejemplo, pagar la hipoteca o el alquiler de tu vivienda).

Hay tres tipos de gastos:

Gastos Imprescindibles: Puedes intentar ahorrar en tus facturas pero no prescindir totalmente de los gastos de esta categoría. Aquí entrarían los consumos básicos, el alquiler, la hipoteca…

Gastos Deseables: no son una necesidad básica, pero proporcionan un alto grado de bienestar.

Gastos Prescindibles: gastos que realmente no nos aportan mucho, y que sin embargo afectan negativamente a nuestra capacidad de ahorro.

ELIGE DE QUÉ QUIERES PRESCINDIR Y DURANTE CUÁNTO TIEMPO

Después, elige entre tus gastos un producto o servicio del que puedes prescindir durante un tiempo. Por ejemplo: si tomas todos los días el café fuera de casa puedes establecerte como objetivo hacerlo sólo el fin de semana, o si tienes suficiente ropa en tu armario puedes proponerte no comprar más ropa durante dos meses. ¡Así de sencillo!

Además, cuantas más cosas añadas a tu lista de no comprar, mejor.

Por ejemplo, puedes proponerte no comprar comida basura, o no salir a comer o cenar fuera durante un tiempo, no comprarte un smartphone nuevo hasta que se te estropee el tuyo, no ir a la peluquería antes de que pase un mes y medio desde tu visita anterior, no pagar por suscripciones que no utilizas, no comprar más maquillaje…

Ahora que ya sabes qué puedes incluir en la lista de no comprar, ya sabes, redacta la tuya y no olvides compartirla con nosotros y con tus familiares y amigos, de esta forma tu compromiso será mayor.

¡Que tengáis un buen fin de semana #smartahorradores!

Read More

Hola #smartahorradores,

Hoy queremos hablaros de los diferentes niveles financieros que existen con el fin de que podáis identificar en qué nivel os encontráis y hacia cuál os queréis dirigir. De esta forma podréis formar mejor vuestra estrategia de ahorro y planificar el tiempo aproximado que os llevará subir de nivel. ¿Preparados para averiguar en cuál de los 5 niveles financieros estáis?

Nivel 1. Supervivencia financiera

Las personas que se encuentran este grupo viven al día. Su característica principal es que su única fuente de ingresos es su trabajo. Si pierden su trabajo o tienen algún imprevisto, no tienen dinero para hacer frente a esa situación, ya que no tienen ahorros. Las personas que se encuentran dentro de este grupo suelen recurrir a pedir anticipos en el trabajo, o hacen uso de su tarjeta de crédito endeudándose a menudo.

En este grupo también se encuentran personas con buenos ingresos, pero que no tienen una planificación financiera o, si la tienen, es a muy corto plazo (el mes actual y el siguiente). Además, suelen contar con deudas como la hipoteca o el préstamo del coche.

Vivir en este nivel financiero aumenta el nivel de ansiedad y de estrés de las personas que se encuentran en él, por tanto, es importante salir de él ya que no sólo afecta al bolsillo, sino también a la salud.

Si te encuentras en este nivel, para salir de él te aconsejamos que controles tus gastos e intentes buscar una fuente extra de ingresos (así podrás conseguir tener un colchón de ahorros que te proporcione tranquilidad). Si estás en este nivel debido a tus deudas, puedes intentar renegociar sus condiciones para vivir más desahogado.

Nivel 2. Estabilidad financiera

Este es el nivel mínimo al que toda persona debería aspirar y, según algunos asesores financieros, el punto donde se puede empezar a hablar de “riqueza financiera”. Las personas que se encuentran en este nivel ya cuentan con un cierto colchón de ahorro al que pueden recurrir ante cualquier imprevisto porque han conseguido ahorrar entre 3 y 6 meses de salario, aunque siguen dependiendo del trabajo para poder vivir. Las personas de este escalón poseen servicios contratados como seguros (médicos, de vida, de hogar…) que aportan tranquilidad.

En este punto se puede empezar a pensar en inversiones para subir al siguiente nivel. Para ello, es muy importante seguir controlando los gastos y comenzar a adquirir los primeros activos.

Nivel 3. Seguridad financiera

Las personas que se encuentran en este nivel se han dado cuenta de que la clave está en las inversiones, no sólo en el ahorro.

Si estás en este nivel empiezas a alcanzar una cierta libertad financiera, cuentas con algunos activos que te generan ingresos pasivos al margen de tu trabajo (el cobro de alquileres, de dividendos…). A pesar de ello, estos ingresos no son suficientes para poder dejar el empleo y vivir sin trabajar.

En este nivel es muy importante no caer en la zona de confort. El hecho de tener seguridad financiera puede hacer que te acomodes y no intentes subir al siguiente nivel: la ansiada libertad financiera.

Para subir de nivel financiero, en primer lugar, debes fijarte metas financieras. Para ello, visualiza tu vida en los próximos 20 años: ¿cómo será si sigues así?, ¿cómo sería si te sigues esforzando e inviertes para alcanzar el siguiente nivel? Fíjate metas accesibles y… ¡A por ellas! Eso sí, recuerda que deberías diversificar tus inversiones para no depender de una única inversión.

Nivel 4. Libertad financiera

Este nivel es la meta de la mayoría de autores de finanzas. En este nivel existe una libertad absoluta, ya que los ingresos pasivos son suficientes para tener un buen nivel de vida. Al alcanzar la libertad financiera, no es necesario trabajar ya que el coste de vivir es cubierto con los ingresos pasivos que se generan. Por tanto, si alguien trabaja habiendo alcanzado la libertad financiera, es por gusto o vocación.

Si estás en este nivel, puedes dedicar tu tiempo a hacer lo que realmente te gusta sin preocuparte por tener dinero para llegar a fin de mes. Eso sí, no hay que confundirse, si tu gasto mensual es de 1000€ al mes, la libertad financiera la alcanzas en el momento que tus inversiones te generan 1000€ al mes. Por tanto, se puede lograr la libertad financiera de una forma más fácil ajustando los gastos mensuales, si no es así, será necesario un patrimonio mayor para conseguirla.

Nivel 5. Abundancia financiera

Este nivel es el más alto de los 5, en él puedes hacer lo que realmente quieres en la vida sin ningún tipo de privación económica ya que tus ingresos pasivos superan con creces el dinero que necesitas para vivir cómodamente.

En este nivel puedes permitirte realizar inversiones más arriesgadas ya que el dinero que pones en riesgo no lo necesitas para vivir: puedes invertir en startups, en nuevos sectores…

En este nivel tu estrés disminuye de una forma muy notable ya que tienes más dinero del que necesitas para vivir y, al tener tanto tiempo libre, puedes hacer lo que más te guste. Tiene buena pinta, ¿verdad?

Ahora que ya conoces los 5 niveles financieros que existen, ¿en cuál te encuentras?, ¿a cuál pretendes llegar? En Coinscrap tenemos claro que como mínimo deberías llegar al nivel 3, así que ya sabes, crea el objetivo que más se ajuste a tus necesidades y ¡ahorra para llegar hasta donde te gustaría!

Read More

A finales de la década de 1970, el punto de vista en el mundo editorial era que un autor nunca debería producir más de un libro al año. Se pensaba que publicar más de un libro al año diluiría la marca del autor. Sin embargo, esto fue un problema para Stephen King, que estaba escribiendo dos libros por año. En lugar de frenar, King decidió publicar sus trabajos adicionales con el seudónimo de Richard Bachman.
En los años siguientes, cada libro que King publicó vendió millones, mientras que Richard Bachman permaneció relativamente desconocido. King era una leyenda, Bachman, un Don Nadie.

Sin embargo, todo esto cambió cuando un empleado de una librería en Washington DC, llamado Steve Brown, notó la similitud entre los estilos de escritura de King y Bachman. Ante la evidencia, King confesó y aceptó una entrevista con Brown unas semanas más tarde. The Click Moment: Seizing Opportunity in an Unpredictable World cuenta la historia de lo que sucedió a continuación:

En 1986, cuando la verdad salió a la luz, King relanzó las obras publicadas de Bachman bajo su nombre real y se convirtieron en bestsellers. La primera tirada de Thinner (Maleficio) había vendido 28.000 copias, una cantidad mayor que cualquier libro de Bachman y mayor que el promedio para un autor. En cuanto se supo que Richard Bachman era Stephen King, las ventas de los libros de Bachman despegaron alcanzando rápidamente los 3 millones de copias.

Este fenómeno no es exclusivo de Stephen King, J.K. Rowling publicó un libro llamado The Cuckoo’s Calling (El canto del cuco) bajo el seudónimo de Robert Galbraith sólo para ser descubierto por alguien que realizaba análisis avanzados de texto con un ordenador. Poco después de que el público descubriera que Galbraith era Rowling, The Cuckoo’s Calling aumentó sus ventas en más de un 150.000%, llegando al número 3 en la lista de los más vendidos de Amazon, luego de haber sido previamente clasificada en el 4.709.

Los ejemplos de King y Rowling en la escritura encubierta revelan una verdad dura sobre el éxito y el estado social: los ganadores siguen ganando. Esta idea se conoce formalmente como ventaja acumulativa, o el efecto Mateo, y explica cómo quienes comienzan con una ventaja relativa a los demás pueden conservar esa ventaja durante largos períodos de tiempo. También se ha demostrado que este efecto describe cómo la música se vuelve popular, pero se aplica a cualquier dominio que pueda generar fama o estado social.

The Success Equation, de Michael Mauboussin, escribe:
El efecto Mateo explica cómo dos personas pueden comenzar en el mismo lugar y terminar en mundos separados. En este tipo de sistemas, las condiciones iniciales son importantes. Y a medida que pasa el tiempo, importan cada vez más.
Esto explica cómo King y Rowling venden millones, mientras que Bachman y Galbraith no lo hacen, a pesar de ser de calidad similar.

En marketing también existe este concepto, recibe el nombre de ventaja del primer movimiento (first-mover advantage) la cual explica cómo en ciertos nichos de mercado sin ocupar el que obtiene la ventaja es aquel que efectúa el primer movimiento.

Esto se ve más claro en una simulación:

Para empezar, imagina que tenemos 400 canicas en una bolsa igualmente repartidas en 4 colores diferentes (es decir, 100 negras, 100 azules, 100 rojas y 100 verdes). Ahora, extraemos un color al azar y agregamos 1 canica adicional del mismo color a la bolsa. Entonces, si aleatoriamente sale verde en la primera ronda, tendremos 101 canicas verdes, 100 rojas, 100 negras y 100 azules en la bolsa al final de la primera ronda. Seguiríamos sacando canicas y agregando 1 canica adicional a la bolsa durante 40 rondas y luego terminaríamos el juego.
Como se puede ver, hay muy poca variación en las cuotas de mercado porque el tamaño de la recompensa (1 canica) es pequeño en relación con el número total de canicas iniciales (400). La distribución de la cuota de mercado en la ronda 40 (“cuota de mercado final”) en 1.000 simulaciones para un color cualquiera podría verse así:

Como esperamos, la cuota media de mercado final sin ventaja inicial es del 25% con una desviación estándar muy pequeña.

Sin embargo, ¿qué pasaría si armamos el juego de tal manera que le diéramos a un color particular una ventaja para comenzar? Por ejemplo, en lugar de dar 1 canica adicional en cada ronda, le damos 100 canicas adicionales en cada ronda.

Si hiciéramos esto, un color tendría una cuota de mercado del 40% (200/500), mientras que los colores restantes tendrían una participación del 20% (100/500) a partir de la ronda 2. Esta es una ventaja inicial del 20% (40% – 20%) en cuota de mercado. Si le damos esta ventaja al color verde, éste comenzaría con una gran ventaja y nunca la abandona con el tiempo. En 1.000 simulaciones como la anterior, la distribución de la cuota de mercado final para el color favorecido (es decir, verde) podría verse así:

El propósito de esta simulación es demostrar que las condiciones iniciales son muy importantes para determinar los resultados a largo plazo. En lugar de canicas, podría ser riqueza, popularidad o venta de libros. Aunque la mayoría de los resultados son una consecuencia del trabajo duro, algunos sucesos afortunados (o desafortunados) durante el comienzo pueden tener efectos duraderos durante décadas.

Si miramos la suerte de esta manera, puede cambiar la forma en que ves tu vida… Así que deja de centrarte sólo en los resultados y céntrate en tu esfuerzo, que es lo que realmente puedes controlar. ¡Desde coinScrap te animamos a que logres ser la mejor versión de ti mismo aprovechando la buena suerte y luchando contra la mala!

Read More

“El problema parece ser que mientras los economistas se han vuelto más sofisticados e inteligentes, los consumidores han permanecido decididamente humanos” Richard Thaler, Premio Nobel de Economía 2017.

Como humanos que somos, los sentimientos y las emociones protagonizan las decisiones que tomamos a lo largo de nuestra vida, y, por supuesto, esto afecta también a nuestra economía.

Sin embargo, las teorías económicas clásicas siempre habían descartado los comportamientos irracionales a la hora de tomar decisiones financieras, ya que los consideraban irrelevantes. Pero eso está cambiando. Los últimos premios Nobel de Economía dan cada vez más crédito a la corriente de la llamada “economía conductual”, la cual trata de demostrar que las finanzas no son tan predecibles como parecen.

Son muchos los economistas que quieren construir un puente entre lo económico y lo psicológico, dotando a la economía de una parte más humana, para así poder realizar un análisis más realista de cómo piensan y actúan las personas cuando están tomando decisiones económicas.

Sus investigaciones demuestran que las decisiones no siempre obedecen a criterios racionales, sino que también entran en juego variables psicológicas como la falta de autocontrol, las preferencias sociales y la racionalidad limitada, que afectan a las decisiones individuales y a las tendencias de mercado.

Conocer la forma en la que decidimos podría ayudarnos a ahorrar y a mejorar nuestro futuro.

Uno de los descubrimientos del Premio Nobel Richard Thaler fue que la inercia y la apatía suelen ser fuerzas muy poderosas que guían la toma decisiones o, en su defecto, la falta de ellas. A raíz de ello acuñó el concepto del “nudging” , que consiste en “empujar” a la población a la toma de decisiones que le beneficien a largo plazo.

Tal y como se ha demostrado, entre dos opciones, las personas a menudo escogen la más fácil y cómoda frente a la adecuada. Por eso mismo, necesitan a veces un empujón que les ayude a hacer lo correcto o que, por lo menos, les haga pararse a pensar o a ejercer un mejor autocontrol para, por ejemplo, ahorrar de cara a una jubilación.

Para demostrarlo, Thaler desarrolló el sistema “Save More Tomorrow” (SMarT plan), usando la economía conductual para incrementar el ahorro de los empleados para su jubilación. A través de este sistema se aprovecha de la inercia y apatía de los mismos trabajadores para inscribirlos de manera automática en un sistema de jubilación y hacer que sus contribuciones aumenten de manera progresiva (llegando a aumentar entre un 4% y un 14% en cuatro años).

Todos tomamos mejores decisiones cuando nos ayudan con un empujoncito, que cuando decidimos forzados por la situación o la preocupación. Con este sistema se logra que la persona tome automáticamente una decisión que muy probablemente terminará tomando en algún momento de su vida, pero que cuanto antes lo haga, mejor, por los beneficios que genera el interés en su fondo de ahorro.

En definitiva, todos sabemos que ahorrar no es fácil, pero la economía conductual ha llegado para echarnos una mano. Nos permite conocernos más a nosotros mismos y saber que no siempre somos racionales y activos en cuanto a decisiones económicas se refiere, así que por el bien de nuestra salud financiera debemos empezar a automatizar comportamientos y tomar cuanto antes las decisiones que puedan beneficiarnos a largo plazo ,aprovechándonos de pequeños empujones o estímulos que nos lleven hacia la dirección correcta.

Read More