Ahorrador o tacaño: ¿A qué grupo perteneces?

Hola #smartahorradores,

Este blog existe para contaros todas las novedades de nuestra App, para enseñaros a manejar vuestras finanzas personales y para ayudaros a ahorrar gracias a nuestros consejos semanales. Sin embargo, existe una clara diferencia entre ser una persona ahorradora y ser una persona tacaña, pero… ¿qué es ser ahorrador y qué es ser tacaño?

Hasta ahora, tanto los economistas como los psicólogos han centrado más su atención en estudiar las conductas relacionadas con un consumo excesivo o compulsivo por parte del consumidor, en lugar de estudiar más en detalle las conductas contrarias. ¿Por qué?

En primer lugar, porque es más fácil identificar a un consumidor compulsivo frente a un ahorrador extremo: es muy fácil detectar cuándo alguien no para de comprar ropa nueva, coches nuevos, teléfonos nuevos… Es decir, el gasto se percibe por acción y el ahorro por omisión. Además, ser derrochador es un problema más común y peor visto. Trabajar y ahorrar siempre ha estado bien visto por parte de la sociedad, y es importante de cara a posibles imprevistos que podamos tener en nuestra economía.

Sin embargo, como decíamos antes, no es lo mismo ser ahorrador que tacaño. Una persona tacaña sufre cada vez que tiene que gastar dinero, y es capaz de pasar penurias a cambio de ahorrar unos míseros euros ya que hasta gastar en artículos de primera necesidad le supone un problema. Como consecuencia, deja de asistir a eventos de amigos como puede ser una cena por miedo a gastar sin motivo, es decir, no lo hace porque esté pasando algún tipo de apuro económico.

Es propio de una conducta ahorradora adecuada aquella que nos permite disfrutar de un buen estilo de vida ahorrando parte de nuestra renta disponible.

La principal diferencia sería que el ahorrador lo hace con un fin: prever el futuro, ahorrar para comprar una casa, comprar un coche o para hacer un viaje, mientras que el tacaño ahorra sin medida. Para él ahorrar es en sí la finalidad. Y con ello vive a un nivel por debajo del que podría permitirse.

El principal problema de ser avaro radica en la convivencia con la pareja. Si los problemas de convivencia ya son inevitables de por sí, cuando ambas personas no tienen la misma filosofía sobre el dinero y una de ellas presenta un comportamiento anormal, todo empeora. Es complicado convivir con alguien que no disfruta de la vida como lo hace la otra parte. Cuando tú eres una persona espléndida, a la que le gusta tener detalles con los demás, te gusta disfrutar de un momento con los amigos, de unas buenas vacaciones, y compartes tu vida con alguien que controla en demasía el dinero, surge el conflicto continuamente. Es necesario hablar de estas cuestiones antes de dar el siguiente paso con tu pareja para comprobar que ambos tenéis la misma filosofía de vida sobre el gasto y el ahorro. ¡Te ahorrarás muchos quebraderos de cabeza!

Si quieres ahorrar de verdad una parte de tus ingresos, utiliza Coinscrap y verás lo fácil que es ahorrar gastando. De esta forma seguirás disfrutando de tu vida y ahorrarás sin darte cuenta. ¿A qué esperas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarles el servicio solicitado. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante el tiempo necesario para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en Coinscrap Finance S.L. estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios. Puede tener acceso a información adicional sobre cómo tratamos sus datos en la sección “Política de Protección de Datos”, en esta misma página web