Our Archive

Welcome to your Archive. This is your all post. Edit or delete them, then start writing!

Una de las preguntas que recibo a menudo como economista por parte de nuestros lectores es: “¿Qué debo hacer primero, pagar mi deuda o ahorrar para emergencias?

Ambos son buenos objetivos, pero ¿cuál es mejor de los dos? Decidir es complicado cuando se trata de objetivos financieros tan importantes.

Hoy solucionaremos esta duda y os daremos nuestros consejos acerca de dónde deberías meter primero tu dinero cada mes:

Lo primero que debes atender son tus necesidades básicas.

Antes de que podamos hablar de ahorrar para crearte tu fondo de emergencias o para romper su deuda en mil pedazos, están tus necesidades básicas:

Obligaciones inmediatas: Tienes que cubrir en primer lugar tus obligaciones inmediatas. Éstos son gastos que: están garantizados que sucedan, y se repitan todos los meses, religiosamente.

Por lo general, son gastos relacionados con la supervivencia, como los gastos en el supermercado, en servicios públicos y en el alquiler. Las obligaciones inmediatas también incluyen tus pagos mínimos de la deuda, como la hipoteca mensual de tu vivienda.

Una vez que tienes las obligaciones inmediatas cubiertas:

Gastos verdaderos: Los verdaderos gastos son las compras que sabes que vienen, pero no necesariamente sabes cuándo.

Los gastos verdaderos incluyen algunos como: el mantenimiento de tu vehículo (cambio de aceite y neumáticos), ir a la peluquería o las compras de Navidad. Debes asegurarte de guardar un poco de dinero cada mes para estar listo cuando surjan estos costes.

Es fácil ver por qué pagar nuestras facturas mensuales es la principal prioridad. Necesitas un techo bajo el que vivir y comida para mantenerte con vida. Pero, ¿qué hay del resto de gastos? Es más difícil gastar dinero en el mantenimiento de tu vehículo cuando tu automóvil parece estar bien, ¡especialmente cuando estás luchando contra tus deudas!

La cuestión es que, si no gastas en el mantenimiento de tu vehículo ahora, como consecuencia podrían generarse nuevas deudas en un futuro. Algo que podría suceder es que, si has estado gastando todo tu dinero en cancelar lo más rápido posible tu deuda, y tu coche tiene una avería, podrías verte obligado a usar tu tarjeta de crédito otra vez. ¡Y no queremos eso!

Entonces, ¿Cuándo empezar a reducir tu deuda y crearte un fondo de emergencia?

Si lo piensas, tu fondo de emergencia es sólo otro gasto real, excepto que no sabes para qué sirve. Tal vez a la batería de tu coche le queden dos telediarios y tú no lo sepas. O  tal vez  incluyan un nuevo peaje en tu camino de casa al trabajo y no te lo esperes. O puede que alguna de tus mascotas necesite ir al veterinario, y el veterinario no es económico.

¡Tu fondo de emergencia debería ser lo primero!

Es muy recomendable tener un fondo de emergencia para cubrir cualquier imprevisto, aunque tampoco es necesario que sea demasiado grande si, además, tienes deudas. Al igual que otros gastos reales, sólo elige una cantidad que te parezca razonable en función a tus ingresos y comienza a presupuestar emergencias todos los meses.

Entonces, si está prestando atención, haz un presupuesto en este orden:

1º) Obligaciones inmediatas (como alquiler o pagos mínimos de la deuda).

2º) Gastos verdaderos (como reparaciones de automóviles o regalos).

3º) Fondo de emergencia: la cantidad de dinero para esta categoría dependerá de la situación personal de cada uno.

4º) Pagos de la deuda: El resto de dinero que te quede tras pagar las tres categorías anteriores debería ir directo a amortizar tus deudas lo antes posible.

La mayor ventaja de este enfoque es que, debido a que estás presupuestando tus verdaderos gastos, estarás mucho mejor preparado, y no tendrás tantas emergencias financieras. De esta forma reducirás tu nivel de estrés con respecto al dinero.

Aún así, no quieres ahogarte en pagos de intereses, ¿verdad? Por lo tanto, tu mejor opción tener un fondo de emergencia pequeño pero suficiente, y luego, liquida tus deudas cuanto antes. Una buena forma de crearte un fondo de emergencia es ahorrar de forma sistemática con coinScrap, ¡Tendrás un buen pellizco para cuando lo necesites sin apenas enterarte!

Read More

Con la llegada del verano y el buen tiempo nuestros gastos tienden a multiplicarse. Un mayor tiempo libre y una mayor cantidad de planes sociales son los principales culpables de este gasto extra.

Te mostramos algunos trucos que te harán ahorrar:

Baja las persianas y cierra las cortinas para evitar que tu vivienda se sobrecaliente en las horas de más calor.

Usa moderadamente el aire acondicionado. Cada grado que bajes el aire aumenta el consumo un 7%. Con una temperatura de 24 grados será suficiente. Además, debes tener cuidado de tener los filtros limpios para disminuir el gasto. Si utilizas un ventilador de techo disminuirás el consumo y lograrás bajar la temperatura entre 3 y 5 grados.

No uses la secadora. Aprovecha para prolongar la vida de tu ropa gracias al buen tiempo.

Seca el pelo al aire libre, así te mantendrás fresco mientras ahorras.

Ahorra en tu cesta de la compra:

Cocina productos de temporada ya que son más económicos y refrescantes.

Hay numerosas opciones. Algunos ejemplos son:

Verduras como el calabacín, la calabaza, el pepino, el pimiento, el tomate…

Frutas como la sandía, el melón, la frambuesa, el mango, el aguacate…

Y pescados azules como el jurel y la sardina, además del rape, la merluza y el bacalao.

Ahorra energía comiendo platos fríos como ensaladas y haciendo barbacoas al aire libre.

Haz una lista de la compra, cíñete a ella y no vayas al supermercado con hambre para evitar gastos impulsivos e innecesarios.

Ahorra energía comiendo platos fríos como ensaladas y haciendo barbacoas al aire libre. Es una forma sana y económica de cocinar.

Haz deporte al aire libre y ahórrate la tarifa mensual en el gimnasio, te pondrás moreno además de sano y fuerte.

Haz planes de ocio gratuito.

Es el momento de disfrutar de la playa, de paseos y picnics en la naturaleza, es una buena forma de pasar tiempo con tu familia, tus amigos y con tu mascota.

Descansa, lee un libro o tus blogs favoritos, o planea mirar una maratón de películas o series con tu pareja.

También puedes aprovechar el tiempo libre para formarte, hay numerosos cursos gratuitos que puedes hacer de forma online. ¡Hay tiempo para todo!

¿Y qué pasa con el gasto extra que supone pagarte unas vacaciones para salir de la rutina?

Di no al endeudamiento. Para ello planifícalas con antelación y compara precios en distintas webs y agencias tanto para vuelos como para hoteles.

Gracias a Coinscrap puedes ahorrar mes a mes sin darte cuenta a lo largo del año para no tener que realizar un gran desembolso repentino en verano para, por ejemplo, esas ansiadas vacaciones con las que sueñas. Fíjate un objetivo y, ¡Cúmplelo con Coinscrap!

Read More

Las rebajas son esa época del año en la que gastamos más de lo que debemos, el 89% de los españoles comprará en rebajas algo que no necesita. El gasto medio en rebajas es de 150€, pero muy pocos hacen ese gasto de forma consciente y pensando sólo en lo que necesitan o en lo que les hace falta, la mayoría compran por impulso al ver los productos tan rebajados.

Además es muy fácil caer en las trampas que las tiendas nos ponen para que compremos más de lo que necesitamos, hoy os queremos dejar las trampas más comunes que tienen las tiendas y los trucos para evitarlas y ahorrar en rebajas. Por último, pero no menos importante te mostraremos los derechos que tienes como consumidor en esta época del año.

  • Trampas de las tiendas.

La más recurrida son los grandes descuentos que anuncian y que luego nunca ves en tienda, ese letrero con rebajas  del 80% que luego se aplican a uno o dos productos y los demás tienen una rebaja del 10% o del 20%, pero ya han conseguido lo que querían estás dentro de la tienda.

No rebajar los artículos nuevos y colocarlos con las rebajas, estas prendas suelen ser de mejor calidad y estar mejor “posicionadas” y ambientadas por lo que llaman más la atención y siempre terminas cogiendo algún artículo de nueva temporada con el que no contabas. La nueva temporada está colocada estratégicamente al lado del producto estrella de las rebajas y será un sustituto caro de este, es decir, las tallas más demandadas del producto estrella rebajado se agotarán primero y como el producto de temporada es similar automáticamente pensaremos en comprar el de temporada. Últimamente también nos encontramos la ropa que ha sido fabricada única y exclusivamente para las rebajas.

Otra trampa es colocar la ropa que quieren vender a la altura de los ojos, es decir, nos fijamos antes en los productos que están a mano y según algunos estudios tendemos a comprar lo que primero vemos.

La famosa trampa del 9, todos los productos que vemos en este tipo de tiendas terminan siempre en X,99€, confundiendo así al consumidor y si un producto cuesta 9,99€ el cliente en su mente procesará el 9 olvidándose del 0,99 y creando así la ilusión de que la prenda cuesta 9 euros y no 10. Además acompañar con una etiqueta roja crea la ilusión de que la rebaja es mayor y de urgencia.

  • Trucos para ahorrar en rebajas.

Haz siempre una lista con lo que necesitas comprar y si quieres con algún pequeño capricho. Las rebajas son un buen momento para ahorrar pero sólo si compramos algo que necesitamos, si no estás malgastando. Aprovecha para comprar cosas que te hacen falta a un precio menor del habitual, piensa en tus necesidades frente a tus deseos y ahorrarás muchas compras innecesarias. A veces algo que parece una buena oportunidad por su precio no lo es si no lo vamos a usar nunca.

Haz un presupuesto y utiliza el método del sobre, es decir, guarda el dinero que te quieres gastar en rebajas en un sobre y cuando se termine no puedes gastar más. Ponte un presupuesto y no lo sobrepases, evita a toda costa las tarjetas de crédito porque te harán compras más de lo que en verdad necesitas porque no tienes un control exacto de tu dinero, como ya hemos dicho, recurre al método del sobre y te ahorrarás gastos extra.

Y por supuesto, ve a las tiendas fuera de hora punta y evitarás comprar cosas por miedo a que te las quiten, a veces queremos pensarnos mejor si llevarnos o no esa camisa que nos gusta pero no nos convence de todo, pero si alguien más la está mirando automáticamente nos la llevamos por miedo a quedarnos sin ella.

  • Derechos que tienes como consumidor.

Por último, vamos a hablar de los derechos que tienes como consumidor a la hora de comprar en rebajas. La política de la tienda debe ser exactamente la misma que durante el resto del año. Empezando por la devolución del dinero, si el resto del año te devuelven el dinero y tienes 1 mes de prueba en rebajas debe ser exactamente lo mismo. De todo modos, algunas tiendas cambian sus políticas y es mejor revisarlas para evitar sustos.

La ley de comercio minorista establece que una tienda solo puede anunciar “rebajas” cuando al menos la mitad de sus artículos están rebajados y cuando estos hayan estado ofertados antes, la venta de saldos, liquidaciones o promociones no se consideran rebajas.

Todos los artículos a la venta tienen que haber estado en tienda a su precio normal, no hace falta que haya sido recientemente, se pueden sacar a la venta productos de temporadas pasadas que no se han vendido. Los descuentos de las prendas siempre quedan en manos del anunciante, es decir, si el descuento es solamente de 0,05 céntimos es perfectamente válido. Pero siempre es obligatorio poner el precio antiguo y el rebajado.

Las rebajas siempre tienen que ser anunciadas y poner su fecha de inicio y de fin y este debe estar visible desde el exterior de la tienda incluso cuando esta esté cerrada. Como ya hemos dicho los derechos del cliente son los mismos durante época de rebajas que durante el resto del año, si la tienda acepta pagos con tarjeta en rebajas debe aplicar la misma política. Siempre debe existir una hoja de reclamaciones.

Si compramos online es importante guardar todos los datos y correos que nos envíen por si existiera alguna incidencia y hubiese que reclamar. En estas compras se tienen los mismos derechos que en las tiendas físicas por lo que podremos reclamar cuestiones como la garantía del producto igualmente que en las tiendas.

Los pagos online han aumentado y casi el 80% de los españoles han hecho alguna compra online en su vida, a pesar de esto el pago en efectivo sigue siendo el modo más seguro, es importante revisar los extractos de nuestra tarjeta de vez en cuando para no llevarnos sustos por cargos inesperados. Es importante no introducir contraseñas ni datos a través de redes wifi públicas y verificar que se trata de un sitio seguro. Al aumentar las compras online también lo hacen los robos y no nos gustaría llevarnos una sorpresa en este ámbito.

Ahora que ya sabes todas las trampas, trucos y derechos que tienes a la hora de comprar en rebajas cuéntanos, ¿cuánto tienes pensado gastarte este año en las rebajas? ¿Tienes un presupuesto y un plan?

Read More