¿Qué tiene prioridad? ¿Un fondo de emergencia o el pago de la deuda?

Una de las preguntas que recibo a menudo como economista por parte de nuestros lectores es: “¿Qué debo hacer primero, pagar mi deuda o ahorrar para emergencias?

Ambos son buenos objetivos, pero ¿cuál es mejor de los dos? Decidir es complicado cuando se trata de objetivos financieros tan importantes.

Hoy solucionaremos esta duda y os daremos nuestros consejos acerca de dónde deberías meter primero tu dinero cada mes:

Lo primero que debes atender son tus necesidades básicas.

Antes de que podamos hablar de ahorrar para crearte tu fondo de emergencias o para romper su deuda en mil pedazos, están tus necesidades básicas:

Obligaciones inmediatas: Tienes que cubrir en primer lugar tus obligaciones inmediatas. Éstos son gastos que: están garantizados que sucedan, y se repitan todos los meses, religiosamente.

Por lo general, son gastos relacionados con la supervivencia, como los gastos en el supermercado, en servicios públicos y en el alquiler. Las obligaciones inmediatas también incluyen tus pagos mínimos de la deuda, como la hipoteca mensual de tu vivienda.

Una vez que tienes las obligaciones inmediatas cubiertas:

Gastos verdaderos: Los verdaderos gastos son las compras que sabes que vienen, pero no necesariamente sabes cuándo.

Los gastos verdaderos incluyen algunos como: el mantenimiento de tu vehículo (cambio de aceite y neumáticos), ir a la peluquería o las compras de Navidad. Debes asegurarte de guardar un poco de dinero cada mes para estar listo cuando surjan estos costes.

Es fácil ver por qué pagar nuestras facturas mensuales es la principal prioridad. Necesitas un techo bajo el que vivir y comida para mantenerte con vida. Pero, ¿qué hay del resto de gastos? Es más difícil gastar dinero en el mantenimiento de tu vehículo cuando tu automóvil parece estar bien, ¡especialmente cuando estás luchando contra tus deudas!

La cuestión es que, si no gastas en el mantenimiento de tu vehículo ahora, como consecuencia podrían generarse nuevas deudas en un futuro. Algo que podría suceder es que, si has estado gastando todo tu dinero en cancelar lo más rápido posible tu deuda, y tu coche tiene una avería, podrías verte obligado a usar tu tarjeta de crédito otra vez. ¡Y no queremos eso!

Entonces, ¿Cuándo empezar a reducir tu deuda y crearte un fondo de emergencia?

Si lo piensas, tu fondo de emergencia es sólo otro gasto real, excepto que no sabes para qué sirve. Tal vez a la batería de tu coche le queden dos telediarios y tú no lo sepas. O  tal vez  incluyan un nuevo peaje en tu camino de casa al trabajo y no te lo esperes. O puede que alguna de tus mascotas necesite ir al veterinario, y el veterinario no es económico.

¡Tu fondo de emergencia debería ser lo primero!

Es muy recomendable tener un fondo de emergencia para cubrir cualquier imprevisto, aunque tampoco es necesario que sea demasiado grande si, además, tienes deudas. Al igual que otros gastos reales, sólo elige una cantidad que te parezca razonable en función a tus ingresos y comienza a presupuestar emergencias todos los meses.

Entonces, si está prestando atención, haz un presupuesto en este orden:

1º) Obligaciones inmediatas (como alquiler o pagos mínimos de la deuda).

2º) Gastos verdaderos (como reparaciones de automóviles o regalos).

3º) Fondo de emergencia: la cantidad de dinero para esta categoría dependerá de la situación personal de cada uno.

4º) Pagos de la deuda: El resto de dinero que te quede tras pagar las tres categorías anteriores debería ir directo a amortizar tus deudas lo antes posible.

La mayor ventaja de este enfoque es que, debido a que estás presupuestando tus verdaderos gastos, estarás mucho mejor preparado, y no tendrás tantas emergencias financieras. De esta forma reducirás tu nivel de estrés con respecto al dinero.

Aún así, no quieres ahogarte en pagos de intereses, ¿verdad? Por lo tanto, tu mejor opción tener un fondo de emergencia pequeño pero suficiente, y luego, liquida tus deudas cuanto antes. Una buena forma de crearte un fondo de emergencia es ahorrar de forma sistemática con coinScrap, ¡Tendrás un buen pellizco para cuando lo necesites sin apenas enterarte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarles el servicio solicitado. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante el tiempo necesario para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en Coinscrap Finance S.L. estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios. Puede tener acceso a información adicional sobre cómo tratamos sus datos en la sección “Política de Protección de Datos”, en esta misma página web