7 gastos “hormiga” y cómo evitarlos

En nuestro anterior post en el que os hablábamos de 6 pasos para ahorrar a los 30 advertíamos acerca de los gastos hormiga y como estos pueden tener efectos devastadores en nuestra economía si nos descuidábamos con ellos.

 

Pero ¿qué son exactamente los gastos hormiga? ¿Cómo podemos reconocerlos y qué podemos hacer para evitarlos? En este post identificaremos algunos de los gastos hormiga más comunes y os daremos además alternativas para ahorrarnos unas monedas suprimiéndolos.

 

Lo gastos hormiga son pequeños gastos diarios a priori inevitables y que van minando nuestros bolsillos. Al ser pequeñas cantidades de dinero no les damos importancia, pero a final de mes se revelan como algo muy perjudicial a la hora de tratar de ahorrar. El estudio Fintonic de los Gastos de Nóminas de los españoles dice que, entre sus gastos anuales, los españoles emplean 544 euros en gastos bancarios, 984 en telefonía e internet o 1.980 en el hogar, y es en todos estos pagos donde se esconden los gastos hormiga. Alrededor de 100 euros mensuales o lo que es lo mismo más de un 5% del sueldo medio de un español se pierden sin que seamos totalmente conscientes de ello.

 

Por todo esto para tratar de minimizar todo lo posible estos gastos involuntarios, desde Coinscrap os mostramos 7 gastos hormiga que os impiden ahorrar.

 

1-  Comer fuera de casa

La mayor parte de españoles disponen de poco más de una hora para comer, que fácilmente se reduce entre desplazamientos y pequeños retrasos. Por eso comer fuera de casa se presenta como una opción rápida e interesante en tu día a día. No obstante dedicando un poco de tiempo (antes o después de tu jornada laboral) a preparar nuestra propia comida puede ahorrarnos hasta un 50% de gasto.

 

2- Tener contratados demasiados servicios de pago.

Juegos online, plataforma de vídeos en streaming, suscripciones premium y un largo etcétera de servicios que vamos contratando y de los cuales realmente podemos prescindir (si bien no de todos, no hace falta ser extremista, sí que podemos reducir u cantidad y ser cautos a la hora de escoger pagar por alguno) se llevan buena parte d nuestros ingresos mensuales. Una buena idea es hacer una selección de los que realmente se adapten con tu economía y estilo de vida y tratar de eliminar los demás de tus facturas.

 

3- Desplazamientos

Puede ser un recurso complicado cuando  necesitamos desplazarnos largas distancias, pero en general dentro de una misma ciudad supone un enorme ahorro de combustible y gastos de mantenimiento del vehículo recurrir al transporte público. Si sois de los que trabajan fuera de la ciudad, un buen método de ahorro es recurrir a aplicaciones para compartir coche, saldrá más económico y os dará la oportunidad de conocer personas interesantes que podrían ser contactos e un futuro.

 

4- Gastos no meditados

O dicho de otra forma, comprar de forma impulsiva (muy en relación con el punto número 2) es el método perfecto para quedarnos sin ahorros a final de mes. Compramos cosas que no necesitamos realmente y esto es fruto de no meditar lo suficiente antes de sacar la cartera.  Es una buena idea llevar un registro de los gastos que hacemos día a día para poder actuar en consecuencia, lo que nos lleva al siguiente punto.

 

5- Mala planificación de nuestro presupuesto mensual

Si somos conscientes a primeros de mes del dinero del que disponemos y somos capaces de hacer una planificación con vistas a los gastos inevitables (facturas, cesta de la compra, etc.) podremos apartar parte del presupuesto y destinarlo a gastos en ocio. Con esta planificación, podremos disfrutar de nuestro dinero pero controlando no gastar más de lo que nos gustaría.

 

6- Pago de comisiones bancarias

En España se puede gastar unos 130 euros mensuales en comisiones por operaciones cotidianas que solemos realizar y realmente podemos evitar. Pequeñas comisiones como las que se aplican por sacar dinero en cajeros de una entidad diferente, descubiertos en las cuentas o por mantenimiento de tarjetas.

 

7- Pequeños vicios

Tales como el alcohol y sobre todo el tabaco aparte de estar sujetos a altos impuestos que encarecen su precio, pueden llevarnos a ahorrar hasta 155 euros de media anual en nuestro país si prescindimos de ellos. Una buena práctica en el caso del tabaco puede ser recurrir como alternativa a cigarrillos electrónicos, que nos permitirán ahorrar y será además beneficioso para la salud.

 

Por otro lado, muchos de estos pequeños gastos pueden ser muy difíciles de eliminar totalmente (no podemos evitar gastar en transporte aunque sea púalico y dejar de fumar de la noche a la mañana no es una opción sencilla para muchas personas), por lo que como consejo final, te recomendamos que utilices un servicio como Coinscrap que te permite ahorrar apartando dinero de estos pequeños gastos, por lo que convertir los gastos hormiga en una fuente de ahorro puede ser una idea inteligente.

 

Por último, nos gustaría saber vuestra opinión tanto en comentarios aquí como en nuestras redes sociales. ¿Vosotros qué pensáis de estos gastos hormiga? ¿Conocéis trucos para evitarlos? ¡Contadnos vuestras experiencias!