Our Archive

Welcome to your Archive. This is your all post. Edit or delete them, then start writing!

Hoy en día está sobre la mesa el debate de si es mejor donar en vida tu patrimonio o dejarlo en herencia a tus herederos (normalmente hijos u otros familiares), en este tipo de asuntos es mejor prevenir y ahorrarse quebraderos de cabeza. Os damos las ventajas e inconvenientes de donar o dejar herencia y vosotros mismos podéis juzgar cuál de las dos opciones es mejor.

¿Qué es la donación en vida?

La donación sucede cuando una persona decide entregar parte de sus bienes en vida a uno o varios destinatarios. Se pueden entregar a personas que no sean familiares o herederos, siempre y cuando no se vulneren los derechos de los herederos legítimos, que tienen por legitimidad una parte de los bienes.

Cuando se efectúa una donación es recomendable hacerla ante notario, un requisito que es necesario de igual forma cuando se entrega un bien inmueble y al que debemos sumarle los costes de notaria que varían según el valor del bien donado y del número de páginas de la escritura. La donación no es gratuita, hay que pagar el impuesto de transmisiones, a continuación os dejamos una tabla con las tarifas del impuesto de sucesiones.

Tarifas del impuesto de sucesiones

¿Qué es una herencia?

Otra opción de dejar tu patrimonio a familiares o personas queridas, siempre sin vulnerar el derecho de los legítimos herederos, es hacerlo por herencia, es decir, cuando te mueres repartir tus bienes según lo hayas dispuesto. Se puede hacer un testamento aunque no es obligatorio. Un testamento es la declaración voluntaria de una persona expresando lo que quiere que se haga con sus bienes después de su muerte. En caso de haber varios testamentos el válido será el último que se haya redactado, puedes hacer tantos testamentos como quieras, no es necesario que haya sido redactado ante notario pero es recomendable. Este papeleo suele costar entre 38 y 50 euros.

¿Qué pasa en el caso de que no haya herederos legítimos, ni cónyuge, ni familiares directos? La persona es libre de dejar sus bienes a quién desee.

Al igual que las donaciones las herencias también vienen sujetas a un impuesto, el de sucesiones, cuya cuantía depende de la región en la que tenga lugar la transmisión.

Aquí viene la duda principal, ¿cuál de las dos opciones es mejor? Según el Instituto Nacional de Estadística, se transmitieron por donación 28.360 fincas urbanas en toda España, dato que nada tiene que ver con las 246.303 fincas trasmitidas por herencia. La herencia tiene más ventajas fiscales que la donación por eso este dato no es algo casual.

El coste fiscal de ambas operaciones por lo general se gravan con los mismo tipos impositivos (varían según las comunidades autónomas), pero las herencias se benefician de más deducciones específicas, especialmente cuando heredan los familiares, por lo que generalmente salen más baratas.

La diferencia en tema fiscal entre las CCAA son muy dispares, por ejemplo, una persona de 30 años que reciba una donación de 800.000 euros de los padres, pagará un impuesto de 208.159 euros en Andalucía, 205.920 en Asturias y sólo 200 euros en Canarias.

Si los bienes no están en la Comunidad Autónoma en donde reside el propietario puede valorar qué método le sale más barato, en función de los respectivos impuestos locales.

En el tema práctico si se dispone de pocos bienes, por ejemplo, solamente la casa en la que reside, al titular no le conviene donar un activo que está usando todavía. En cambio si se poseen muchos bienes, hacer un reparto en vida con donaciones puede evitar conflictos posteriores entre los herederos.

También existe una tercera opción de donar la propiedad en vida, pero reservarse el derecho a usar y disfrutar del bien hasta el fallecimiento del dueño.

Read More

Con la llegada de septiembre vuelve la temida vuelta al cole y los padres españoles se aprietan el cinturón, en muchos hogares la cuesta de enero es un alivio comparada con la de septiembre. Cada año los gastos académicos se incrementas, libros, material escolar, ropa, matrícula, actividades extraescolares…

El pago a plazos puede ser una solución, pero a la larga esto implica gastos imprevistos en los meses posteriores de los que nos olvidamos y la solución acaba siendo peor.

En los colegios públicos las madres y padres pagarán de media por hijo unos 407€, un 5% más respecto a la de 2016 y en la que se incluyen los gastos básicos de un colegio público, si los niños van a un colegio concertado o privado los gastos aumentan considerablemente. Además a todo esto hay que sumarle excursiones, clases de apoyo y gastos que pueden surgir.

Como ya hemos dicho arriba el pago fraccionado es una opción que a la larga puede volverse en tu contra. Una buena forma es crear un propósito y ahorrar durante todo el año pequeñas cantidades, así cuando llegue septiembre tendrás un buen colchón dedicado exclusivamente al colegio de los niños y no tendrás que preocuparte o agobiarte en estas fechas.

Coinscrap es una buena aplicación para tus ahorros, ya que te permite ahorrar esos céntimos que siempre sobran al hacer cualquier compra y te redondea al euro más cercano, también puedes hacer una aportación mensual de 1€, 2€… depende del ahorro que quieras y cuanto tiempo tienes para cumplirlo, pero si empiezas ahora tienes todo un año por delante para ahorrar y no tener dolores de cabeza el próximo curso.

A pesar de las estimaciones de mejora los españoles aún están reticentes y la economía sigue siendo un gran problema, intentar ahorrar dinero y poder exprimir al máximo los fondos disponibles es una prioridad.

Otros trucos que puedes seguir para ahorrar en esta vuelta al cole es comparar precios antes de comprar, entre un sitio y otro puedes encontrar ofertas o descuentos, en el caso de los libros de texto puedes comprarlos de segunda mano, algunos colegios los proporcionan ellos mismos y reutilizan los mismo libros durante años.

Comprar el material meses antes puede suponerte un ahorro aunque no lo creas, ya que en estas épocas los precios suelen aumentarse. Planifica muy bien el desembolso que vas a tener en el curso escolar y prevé que material puedes conseguir prestado o antes para ahorrar unos euros.

Si tienes libros del año pasado que no vas a volver a usar, véndelos. Así como tu estás buscando libros de segunda mano mucha gente hace lo mismo y tus libros pueden darte algo de rentabilidad.

Con todos estos trucos y un ahorro mensual planificado durante todo el año la cuesta de enero no supondrá ningún bache para tu economía, ¿este año te ha pillado el toro? Ya sabes como planificarte para el año que viene.

¿Algún truco que se nos haya escapado?

Read More